Autor: Klgo. Daniel Navarrete

Contacto: navarrete_alvarez@yahoo.com

Diversa es la literatura que ha expuesto la presencia de Tinnitus en pacientes con Trastornos Temporomandibulares (TTM) y cómo este síntoma podría afectar la calidad de vida de los pacientes. Ya en el año 1934, James Costen, describió la relación entre síntomas otológicos y TTM.1 Hoy en día existen diversas teorías que podrían explicar esta relación clínica, pero en este artículo me gustaría compartir una explicación, basada en la visión anatómico/mecánica, en la cual se busca una conexión entre la articulación temporomandibular (ATM) y la cavidad timpánica. 

En los pacientes con TTM, nos referimos al tinnitus, como tinnitus somático, ya que una alteración en la (ATM) o en las estructuras relacionadas a esta, podrían generar o modular este síntoma.2-7 Se ha valorado la relación de TTM y Tinnitus, utilizando la clasificación de Wilkes, y se encontró que a mayor severidad en el daño articular, mayor es la prevalencia de Tinnitus en estos pacientes.8 Es importante comentar que la ATM se encuentra en directa conexión con el oído medio, a través de la fisura petrotimpánica (FPT). Es a través de esta fisura que el  ligamento discomaleolar (LDM) conecta la zona posterior del disco al martillo, y este último se une a la membrana timpánica.9, En los casos de desplazamientos discales anteriores con o sin reducción, el componente elástico de la zona bilaminar se va perdiendo, y el disco al estar adelantado mantendría una tensión permanente en el LDM, el cual la trasmitiría a la membrana timpánica. Esta tensión permanente podría ser causa de tinntius, pero también podría variar o producirse al momento de los movimientos mandibulares, en el que, según el grado de desplazamiento discal, el cóndilo podrá posicionarse detrás o bajo el disco variando la tensión de reposo que tiene el LDM.8,9

Es sabido que no todos los paciente con TTM presentan Tinnitus, entonces la pregunta es, ¿Por qué un paciente con el mismo grado de desplazamiento discal o daño articular presenta tinnitus y otro no? Esto ha tratado de ser explicado por algunos investigadores, quienes han tomado la clasificación de la FPT, establecida por Sato, el 2008, dividiéndola en 3 tipos, donde la Tipo 1 es la más corta y amplia en todo su recorrido, mientras que la tipo 3 es la más estrecha y alargada

(figura 1).10 Cuando se buscó la correlación entre Tinnitus y el tipo de FPT en pacientes con TTM, se encontró que aquellos que presentan una FPT tipo I, tendrían mayor riesgo de generar Tinnitus, ya que es corta y amplia, permitiendo un mayor movimiento del LDM y por ende favorecería la tracción del martillo y la consiguiente vibración de la membrana timpánica.11,12

Esto último, explicaría, cómo pacientes con el mismo daño articular, no todos presentarían tinnitus, ya que el tipo de fisura que tenga cada uno podría determinar la aparición de este síntoma. Por este motivo, creo que desde el punto de vista clínico e investigativo, se hace necesario solicitar en los exámenes complementarios como el Cone Beam, que el médico radiólogo que lo informa, utilice la clasificación de Sato para determinar el tipo de FPT del paciente y poder determinar si esta influye o no en la generación del tinnitus.

Figura 1: Clasificación Tipos de Fisura Petrotimpánica (Sato, 2008)

Referencias:

  1. James B. Costen. A síndrome of ear and sinus symptoms dependent upon disturbed function of the temporomandibular joint. Annals pf Otology, Rhinology and Laryngology. 1934;43 (1) 1-15.
  2. Hertzano, T. Teplitzky. Clinical Evaluation of Tinnitus. Neuroimag Clin N Am. 2016.
  3. Omidvar, Z. Jafari. Association Between Tinnitus and Temporomandibular Disorders: A Systematic Review and Meta-Analysis. Annals of Otology, Rhinology & Laryngology. 2019: 1-14.
  4. Bender. C. Facco. The impact of tinnitus on the quality of life in patients with temporomandibular dysfunction. International Tinnitus Journal. 2016; 20(1): 24-30.
  5. Oostendorp, I. Bakker. Cervicogenic Somatosensory Tinnitus: AN indication for manual therapy? Part 1: Theoretical Concept. Manual Therapy. 2016; 23: 120-123.
  6. Rubinstein B. Tinnitus and craniomandibular disorders—is there a link? Swed Dent J Suppl. 1993;95:1-46.
  7. Levine R, Abel M, Cheng H. CNS somatosensory-auditory interactions elicit or modulate tinnitus. Exp Brain Res. 2003;153(4):643-648.
  8. Algieri, A. Leonardi. Tinnitus in Temporomandibular Joint DIsorders: Is it a Specific Somatosensory Tinnitus Subtype?. International Tinnitus Journal. 2016; 20(2): 83-87.
  9. Sencimen, B. Yalcin. Anatomical and Functional aspects of ligaments between the malleus and the Temporomandibular Joint. Int. J. Oral Maxillofac Surg. 2008; 37: 943-947.
  10. I Sato, H. Arai. Classifications of tunnel-like structure of human petrotympanic Fissure by cone beam CT. Surg Radiol Anat. 2008; 30: 323-326
  11. Cakur; M. Akif, D. Duran. Prevalence of the types of the petrotympanic fissure in the temporomandibular joint Dysfunction. Acta Radiologica. 2011; 52: 562–565